Sur Astronómico

Lunes 20 de noviembre de 2017 21:10 UT - Día Juliano 2458078

Planetarios Mecánicos

Sophie le Comte
Lunes 13 de noviembre de 2017
Noticias

Por primera vez en Argentina, Planeta Deagostini está presentando un planetario mecánico, a través de fascículos coleccionables y piezas con cada entrega, se podrá construir un instrumento de una elegancia y una perfección científica tal, que atrajo toda nuestra atención y que bien vale interiorizarnos en el tema. Este artículo es el resultado de una pequeña investigación sobre los planetarios mecánicos, y sobre este en particular, un planetario diseñado por Louis Calmels, que muestra un complejo sistema de engranajes representando los recorridos planetarios alrededor del sol. Tanto para astrónomos aficionados, modelistas y coleccionistas de arte, ¡este objeto representa una gran tentación!

Historia de los planetarios

Los planetarios mecánicos son encantadores sistemas de relojería.

Son pequeños sistemas que permiten representar de una manera esquemática y espectacularmente didática los movimientos de los principales cuerpos celestes y lo hacen de una manera elegantemente estética.

La historia de los planetarios mecánicos esta estrechamente ligada a la historia de la relojería. El invento del primer planetario mecánico fue atribuído a George Graham, un cercano colaborar del padre de la relojería Thomas Tompion.

George Graham fabricó uno de estos mecanismos, y su planetario consistía en un modelo mecánico que podía mostrar la relación de movimientos de la tierra alrededor del sol y de la luna alrededor de la tierra. John Rowley, otro famoso relojero de la época construyó de acuerdo al diseño propuesto por Graham un planetario que fue llamado "Orrery" en honor al patrocinador de Rowley, el Conde de Orrery y es uno de los primeros instrumentos que se conoce que dispone al sol en el centro del sistema.

Planetario Mecánico

Planetario mecánico diseñado por John Rowley (The Universal Magazine, 1749)

La colección de planetarios mecánicos realizados para el Conde de Orrery se conserva en el Museo de Historia de la Ciencia de Oxford, una visita imperdible para los amantes de la ciencia y la astronomía. Coleccciones como ésta sólo las poseían los grandes mecenas de la historia. Al igual que los Medici dos siglos antes en Florencia, fueron personajes como el Conde de Orrery, los que llevaron adelante con sus generosas contribuciones y patrocinios los bastiones de la ciencia por un lado y del arte por el otro, y en muchos casos, como los de estos planetarios, de la ciencia y el arte en un mismo objeto.

Con los avances de la ciencia y los sucesivos descubrimientos hubo algunos relojeros que inspirados en estos planetarios desarrollaron nuevos modelos. Cada planetario mecánico es así un testigo de su época y de los conocimientos sobre el sistema solar que se tienen en ese momento.

Y ahora podremos acceder a tener uno de estos planetarios en nuestras casas, armándolo, conociendo los detalles constructivos de un objeto tan complejo. Un reloj que marque la hora de ocho planetas.

En este caso, el planetario mecánico responde a los conociminetos que se tienen hoy del sistema solar, fue diseñado en el año 1983 y presenta todos los planetas, inclusive los planetas enanos. Siguiendo la tradición de los planetarios realizados a través de la historia, esta obra de arte es un exponente de los conocimientos científicos de su época.

Fue ideado por Louis Calmels, un diseñador, ingeniero y maestro artesano, que tuvo su formación en los talleres del negocio familiar de metalistería, un negocio que la familia lleva adelante con éxito hace tres generaciones.

Los engranajes están hecho de latón (una aleacion de bronce y zinc), y los planetas son de metal y estan pintados a mano. El sol central mide aproximadamente 4,5 centímetros y es de un pesado y lustroso metal. Los planetas se pueden calibrar de tal manera que reflejen el momento actual, un lujo para quien quiera aprovechar todas las posibilidades que ofrece este mecanismo.

Sistema Solar Planeta Deagostini

La construcción se realiza en tres etapas, las piezas se encastran y algunas se atornillan. Iremos presentando estas etapas a medida que tengamos las piezas y las vayamos construyendo para así compartir esta experiencia.

Junto con la colección de las piezas para armar esta maravilla de relojería, se reciben unos fascículos sobre el armado del planetario y sobre el sistema solar, la historia de la astronomía y la historia de los instrumentos astronómicos.

Esperamos con mucha expectativa los próximos números.

Enlaces recomendados


 
1 + 2 = ingrese el valor del cálculo.
 
La dirección de email no será publicada y no es requerida.
ENVIAR

Sea el primero en dejar su comentario.